Translate

jueves, 8 de junio de 2017

Ceremonia de té para uno (tea for one)

Té y café son dos infusiones que disfruto profundamente. Pero tienen perfiles y momentos diferentes: compartir un café es tener una charla intensa pero breve. Tomar juntas el té nunca será breve, se extenderá por horas mientras fluyen las historias que nos llevarán de lo más cotidiano a lo más personal.


Pero no siempre podemos compartir con nuestros afectos estas infusiones, en particular el té;  contra ello se confabulan la vida moderna, largas horas de trabajo, hogares con cada vez menos integrantes y esa selectividad creciente a la que nos empuja la globalización: cada uno su propia serie Netflix o sabor de pizza.

Se hicieron necesarios entonces los formatos individuales para disfrutar esta infusión milenaria y aparecieron los sobrecitos de té ya a comienzos del Siglo XX. Sin duda alguna son muy prácticos y populares porque por ejemplo, el 60% del té en EEUU se comercializa en ese formato.

Para los amantes del té,  sin embargo,  nada puede sustituir el té en hebras tradicional: al presente experimentamos una explosión de la oferta de todo tipo de variedades puras, o saborizadas con frutas secas, hierbas aromáticas, otras infusiones, en fin un universo de opciones.

¿Cómo disfrutar de ese ritual (occidentalizado) del té, con uno mismo? Experimenté cada uno de los siguientes formatos, cada cual con sus ventajas y renuncias.


Jarrito de té con sobrecito o infusor


Es práctico y fácil de limpiar. Solamente requerirá un jarro de cerámica y un sobrecito de té con agua hirviendo de una caldera (siempre preferible a calentarla en el microondas o .. ay... servida del dispensador). Hoy en día existe todo tipo de calidades de té en sobre, desde las que tienen un polvillo de hojas a las que guardan hebras de buena calidad. Dentro de este formato están los infusores individuales, desde el clásico huevito de nuestras Abuelas a divertidos formatos actuales. 

Ventajas:       rapidez, fácil de limpiar
Desventajas: la calidad de la infusión, el pequeño volumen y el breve lapso en que pasa de estar demasiado caliente a frío.


Tetera clásica


Diseñada para compartir el té con invitados, de aquella época cuando se recibía en casa un día pre establecido en la semana, información incluida en las tarjetas personales (claro, el teléfono era un lujo y el trabajo femenino una excepción). Estas teteras eran servidas y rellenadas varias veces para acompañar la tertulia doméstica y los dulces caseros. Hoy en día sus descendientes con Whatsapp y Facebook en la palma de sus manos, rara vez juntarán alrededor de una mesa a sus amistades. Si usamos esa tetera de la (Bis) Abuela para preparar té para una sola persona, será un momento entrañable de conexión con el Montevideo de principio de Siglo XX. Y será compatible con servirnos el té en taza con un mono platito, no jarrito porque ya hemos dejado de ser niños.

Ventajas: amigable con el té en hebras, abundante volumen que permitirá servir varias tazas de té de cerámica o porcelana
Desventajas: diseñada para servir varias tazas al mismo tiempo, en breve lapso pasará de estar demasiado caliente a frío dentro de la tetera.


Ahora están de moda las teteras y tazas con diseño e inspiración del Lejano Oriente como este conjunto de Vivai. Las tazas estilo cuenco especiales para probar el té matcha.





Tetera individual "Tea for One"


Ya en el presente, se empiezan a ver en los comercios especializados las teteras para una sola persona, de cerámica o hasta porcelana, con divertidos dibujos y en muchas ocasiones incluyendo la taza. Este formato está bien adaptado a tomar el té con uno mismo, disfrutando de la infusión realizada en la tetera. En el caso del conjunto, el volumen de la taza y la tetera son similares por lo que si queremos disfrutar de varias tazas... habrá que prepararlo varias veces.

Ventajas: amigable con el té en hebras
Desventajas: si una o dos tazas son poca cantidad... habrá que limpiar y comenzar de nuevo. Si uno se toma un buen tiempo entre tazas aunque el material cerámico es buen aislante pasará de estar demasiado caliente a frío dentro de la tetera.

Dos ejemplos de teteras "Tea for One" de La Tienda del Té
Agradecemos a La Tienda del Té por las fotografías que publicamos



Caldera + tetera de hierro


Una opción que se empieza también a ver en bazares y tiendas de especialidades locales. De aspecto tal vez tosco, pesado no parecen tan amigables como las teteras clásicas de cerámica o porcelana. Sin embargo, son excelentes. En general tienen un filtro infusor. Desde las auténticas calderas de hierro selladas de China a versiones más económicas sin tradición milenaria, esta caldera y tetera requerirá un tiempo mayor al usual para hervir el agua. Una vez llegada a la temperatura, podemos introducir el té en hebras en su interior y se convierte en tetera. Dado su peso y el tiempo que ha recibido el calor del fuego directo, el hierro actúa como buen aislante permitiendo servir varias tazas siempre calientes. Por supuesto que además fácilmente podemos remover el infusor para evitar que se desarrolle ese gusto amargo de las hojas expuestas demasiado tiempo al agua.

Ventajas: todas
Desventajas: tener cuidado porque se manipula estando muy caliente. Tiene un precio superior que las teteras de porcelana.

Tetera de hierro de Instagram de La Tienda del Té

¿Cuál es tu formato favorito para disfrutar un té contigo mism@? No dejes de comentar tu forma de ceremonia milenaria en la sección más abajo. Hasta la próxima amig@s!!



Te gustó el post y querés seguir leyendo??


Aquí algunos enlaces a entradas que pueden interesarte.












No hay comentarios:

Publicar un comentario