Translate

viernes, 11 de marzo de 2016

Un paseo por Pocitos y sus casonas más típicas

Pocitos es un barrio icónico de Montevideo, nombrado por los pozos cercanos a la playa donde antiguas lavanderas llevaban a lavar la ropa de las familias acomodadas. Con los años fue lugar de veraneo y posteriormente barrio residencial; actualmente es también centro comercial y gastronómico. En sus calles arboladas conviven casas sencillas y mansiones de distintas décadas del Siglo XX y estilos arquitectónicos.



No todo es cocina y gastronomía en este blog... también apreciamos la arquitectura y la historia, porque la cocina es una herencia y patrimonio cultural, como las artes, la arquitectura y más.

Instagram
Casona con balcón y mirador... antes de que existiera la televisión
Las casonas de Pocitos son parte del acervo cultural montevideano. Con excepciones, hoy en día muchas están descuidadas, grafiteadas, venidas a menos o simplemente abandonadas. Y sin embargo se percibe su belleza y el talento de los arquitectos y familias que les dieron vida y razón de ser.





Pertenecientes a familias acomodadas de diferentes décadas del Siglo XX, tienen la veta moderna de que los terrenos no eran de grandes dimensiones, por lo que se construía en altos, siendo común un mirador o terraza en la azotea.. para ver quién pasaba por la calle.

Son casas construidas en una zona cercana a playa Pocitos, lo cual transmite esa "alegría" del contacto con el mar y los elementos.


Detalle del trabajo de herrería en los balcones y de madera originales

Hoy muchas casas han sido recicladas para albergar empresas o sus dueños las alquilan por habitaciones... no ha sido todo prosperidad para el barrio. Las familias de más altos ingresos se han mudado a otras zonas, hacia el Este de la capital. Es común que residan en ellas descendientes de avanzada edad o de no tan alto poder adquisitivo; es por ello que muchas casonas no están en las mejores condiciones.


Chalet con cierto aire alpino
Siempre construidas con materiales nobles: ladrillos, piedra, decoraciones en teja española o francesa y terminaciones tradicionales en maderas que ya no se encuentran. Construidas para albergar a la familia por varias generaciones... que lamentablemente no necesariamente mantienen el status o el sueño de un hogar de esas características.


Detalle del alero y la chimenea
Si miramos con atención veremos el trabajo de frentistas especializados (muchas veces europeos) que creaban ornamentaciones muy delicadas en la terminación de revoque o con pequeños murales o mosaicos.

Y todo este ecosistema de casonas de distintas épocas mantiene un denominador común y es el verde tupido de árboles, jardines y maceteros que se encuentran por doquier, dando esa sensación de paz y armonía que la vida moderna se esfuerza por romper.


Verde, que te quiero verde... verde mar, verdes ramas
No se pierdan este detalle del alero de esta mansión, lamentablemente vacía y cerrada.




Si visitan Montevideo y les gusta la arquitectura, no se pierdan de dar una recorrida a pie por este barrio y apreciar ustedes mismos las casonas y su entorno.

Acá armé una presentación con algunas fotos adicionales, las dejo en mi canal Youtube





Hasta la próxima amig@s!!

Te gustó el post y querés leer entradas similares??


Aquí te dejo los enlaces



Visita a la librería más emblemática de Montevideo: Puro Verso en Ciudad Vieja






Visita al Puerto de Pescadores del Buceo, Parte I




Paseo por el Mercado Agrícola de Montevideo




Algunas recomendaciones de restaurantes en la zona




Hoy Te Quiero





No hay comentarios:

Publicar un comentario