Translate

jueves, 17 de septiembre de 2015

Las reflexiones de un blogger y las entradas preferidas por ustedes

Desde hace ya más de un año estoy escribiendo este blog foodie para compartir experiencias gastronómicas en mi querida ciudad de Montevideo



Instagram
Primero agradecer a todos mis lectores por seguirme en esta especie de diario personal, con un poco de recetas, otro poco de reviews de restaurantes, paseos y mercados con algo también de historia, cultura gastronómica y tendencias actuales. 

La blogósfera tiene sus "reglas" y sé que mi blog es demasiado diverso o disperso; pero es un espacio para adentrarme con libertad en todos los temas que me interesan... para el resto, está la vida.

En este año que transcurrió, aprendí mucho, pero mucho.

Aprendí que escribir un blog (o simplemente escribir para los demás) es exponerse. Y es difícil exponerse en público. Exponer lo que pensamos, lo que nos conmueve, lo que nos motiva, lo que nos "pica" por decirlo en lenguaje gastronómico.


He leído 1000 consejos sobre cómo escribir un blog y tener más audiencia: una audiencia de "clase mundial"... obviamente todavía no lo he conseguido. Pero si hay una primera regla, tiene que ver con lo anterior: exponerse para alcanzar la autenticidad, originalidad y el estilo propio

Hacia allí me dirijo, pero es un viaje. Largo. Sinuoso.

Aprendí también que el arte de escribir, de interesar, de comunicar es un trabajo que demanda esfuerzo. Miro con mucho más respeto a otros blogueros, periodistas y hasta profesionales del marketing, porque esto es algo muy difícil. Difícil, competitivo y elusivo. Un día no te lee nadie, al día siguiente te lee mucha gente y luego nuevamente... indiferencia.

También he aprendido a medir. Medir las consecuencias de mis actos (en las redes sociales). Desde el punto de vista técnico. Me he armado de Google Analytics (del cual entiendo el 10%), el Twitter Analytics (entiendo el 40%) y además he tratado de manipular los buscadores para que me referencien "adelante" en la búsqueda (sin pagar un $, claro).




He leído sobre horarios pico "prime time" para tuitear, para retuitear, para publicar en el blog y alcanzar más impacto. He leído sobre cómo titular, qué palabras usar y cuáles específicamente no usar para conseguir más "impresiones orgánicas" o "interacciones".

Uau.

Aprendí que para mejorar tengo que comparar. Así que leí muchos otros blogs: maravillosos, increíbles, profesionales o más aún, de verdaderos artistas gráficos. Me encantaría tener un blog como esos pero para empezar tendría que armar mi propio estudio fotográfico y comprar una cámara de fotos decente. No alcanza con mi práctico teléfono celular. Y mi fotografía "al paso", "oportunista" tiene que mejorar mucho su técnica.

Pero como les decía al principio, he aprendido muchísimo y me he enriquecido como persona. He aprendido a valorar más lo que nos brindamos en este viaje cultural que es la gastronomía. Viaje en el que de una u otra forma, estamos todos embarcados y el rumbo, no está del todo trazado.


A querer más y a criticar menos. 




Los preferidos del público


Algunas entradas o temas son más populares que otras. Les dejo aquí las entradas +++.
Las top tres

- Step by step Gordon Ramsay's vietnamese rolls

En esta entrada reproduje con mi mejor capacidad, paso a paso una receta del famosísimo Chef Gordon Ramsay y la traduje al inglés. De alguna forma quise probarme (y a ustedes) que si bien él lo hace parecer fácil, no es tan difícil.

- Helados de autor en Montevideo con sabores rioplatenses

Fui a la heladería montevideana Chelato que tiene una propuesta de sabores muy originales y autóctonos. Me encantó el sabor Mantecol... bueno, me encanta desde la infancia.

- Hoy te Quiero... Hoy te visito


Montevideo se está poblando de nuevas ofertas gastro, para mediodía y la hora del té, aunque también para take - away. Este es el review a uno de uno de los lugares fast casual  que más me gustó.


Hasta la próxima amig@s!!


Te gustó esta entrada y querés leer más??

Aquí entradas similares anteriores.

El ascenso de los blogs culinarios en Uruguay

A qué vamos a un restaurante?







No hay comentarios:

Publicar un comentario