Translate

jueves, 12 de octubre de 2017

Una foodie uruguaya suelta en Whole Foods (2da entrega)

Segunda entrega de la visita a Whole Foods el supermercado que revolucionó el sector alimentación en EEUU... te invito a recorrer sus góndolas.


Whole Foods es una empresa que revolucionó el sector de venta de alimentos en grandes superficies introduciendo el concepto ahora muy conocido de comida orgánica,  local, no genéticamente modificada, sustentable, de bajo impacto del embalaje, etcétera. Si ya no lo conocías hace poco saltó a los titulares de noticias porque fue recientemente adquirido por la todo poderosa Amazon.

Si bien tiene áreas como la de verduras y frutas frescas que no difieren tanto de las que se encuentran en Uruguay, otras son un pequeño paraíso gourmet al que los invito a acompañarme en una mini - serie de posts. Si te perdiste el primero... no te estreses, lo podés encontrar cliqueando acá.

Un área que me llamó la atención es la de producto "al peso": café y mezclas de frutos secos y desecados. En este post les quiero mostrar las alternativas que ofrece... en fin un mini paraíso para un@ foodie.


Fruta seca, desecada y mixes



Una vista del área de producto al peso


Si bien este tipo de venta no es novedoso ya que por ejemplo, en el Disco Natural se pueden comprar frutas secos y leguminosas de esta forma, la selección es bastante más limitada.


Esta área está dividida en una área de café y otra de frutos secos y sus mezclas. Como no soy entendida en café y en EEUU es difícil para un turista degustar un buen café (disculpen los incondicionales de Starbucks) pasé directamente a la zona de frutos secos para mostrarles opciones que no accedemos o muy escasamente en Uruguay.


Acá otra vista general en este caso mezclas ya preparadas, listas para servirse y pesar.


La estética ya sugiere lo simple y natural, además es orgánico certificado



La primera opción es mango seco orgánico. Al menos yo no lo he visto localmente: hay banana, manzana desecada en chips, pero mango no. Además tengo que decir que el mango fresco local no tiene ni punto de comparación con el que se puede comprar en este mismo supermercado.





Y por supuesto está el plus de ser orgánico certificado, cosa que generalmente no conseguimos localmente. Su precio como verán equivalente a 80$ los 100 gramos y su contenido calórico (alto, claro) es 300 cal cada 100 gramos.

A continuación pasamos a las opciones en mixes, como este Wild Berry mix. Claro que aquí también se consiguen mixes pero en general están limitados a cajú, maní y nuez mariposa con pasas uva moras... me encanta también pero estas mezclas me parecieron más originales.




Este mezcla semilla de zapallo, cajú, moras desecadas, pasas rubias y morenas, pasas Goji y granos de cacao, todo orgánico. Su contenido calórico... uau... 410 calorías por 100g, mejor consumir esto después de una maratón 5K mínimo.



Continuamos aumentando el contenido calórico. Ahora un mix Mango Goji Fire... con trozos de mango desecado, almendras españolas, cajú, pasas Goji, semillas de zapallo, semillas de girasol, pasas sultanas, sal del Himalaya y finalmente... sí, habanero desecado... para darle el toque hot! Esta belleza aporta 500 calorías cada 100 gramos, o sea, mejor haber corrido la 10 K. Disculpen si insisto con las calorías pero aprovecho a que las etiquetas brindan esta necesaria información.

Acá un primer plano
Y por último, si te gusta la granola, acá una versión un poco diferente...


Esta granola orgánica tiene como ingredientes cajú, semillas de zapallo, chips de coco, durazno desecado, semillas de girasol, sésamo, miel, vainilla y jarabe de maple y para terminar una mezcla de especias Chai (de la India). Acá un primer plano para que se disfrute mejor.



Desde el punto de vista de calorías... una bomba... 565 calorías cada 100g. pero más que disfrutables!

Espero que hayan disfrutado tanto como yo la visita al sector de frutos secos y mezclas de Whole Foods, se inspiren para hacer sus propios mixes y si tienen oportunidad de viajar se den una vuelta. Hasta la próxima amig@s!!

LEER MÁS:

Ceremonia de té para uno (tea for one)

Conoces a los bloggers cocineros uruguayos?

El Palacio del Café en el Mercado Agrícola de Montevideo

Smoothies para desayunar, la nueva tendencia (con receta)


jueves, 28 de septiembre de 2017

Qué cadenas de comida son las más esperadas por los uruguayos?

Las cadenas internacionales de comida rápida continúan su desembarco en Uruguay. Cuáles son y qué prefieren los uruguayos.


Hace poco tiempo se conoció más detalle sobre el próximo arribo de Starbucks a Uruguay (link acá) así como la llegada de Sbarro (link acá).

Las mayores cadenas internacionales de comida rápida son (según este artículo)

1. Mc Donalds
2. Kentucky Fried Chicken
3. Subway
4. Pizza Hut
5. Starbucks
6. Burger King

Mc Donalds, Subway y Burger King están presentes hoy en nuestro país, las dos cadenas de hamburguesas son las más exitosas, probablemente porque lo más conocido de su menú son las hamburguesas que apelan a las preferencias carnívoras locales. Además claro está del marketing a los niños y a todo el espectro de edades con el Mc Café.



Uno pensaría que la hamburguesa no es competencia frente a nuestro patrimonio nacional, el chivito (sándwiche de churrasco de lomo), sin embargo Pedidos Ya! empresa de delivery de comida a domicilio mostró que la mayoría de sus clientes prefieren pizza y hamburguesas a los más tradicionales chivitos y empanadas.

Subway se ha ido afianzando en nuestro país, abriendo más locales, sin embargo aún no alcanza la popularidad que tiene en otros países.

Por otro lado Pizza Hut está ausente, luego de su desembarco hace varios años: tal vez el sector pizzas esté suficientemente cubierto por el sinfín de pizzerías de barrio a las que es difícil desplazar en la relación precio/calidad.

¿Cómo perciben los uruguayos estos desembarcos? 


Recientemente en Twitter realicé una encuesta sobre el tema: claro que sé que no es una estadística representativa, pero recibí relativamente muchas respuestas. Acá los resultados.



Sin dudas el preferido es Starbucks, cadena especializada en cafés, pero con una "vuelta de tuerca" incorporando sabores cremosos, vainilla, caramelo, chocolate, etc. y formatos (caliente, helado). Para acompañar la bebida hay una selección relativamente pequeña de postres (similar al Mc Café). 

Esta llegada se produce en un momento en que en nuestro país se está ampliando la oferta de café "de barista" esto es, cuidadosa selección de granos de distintos orígenes combinado con forma de preparación y presentación. Ejemplo de esto son Ganache Café y The Lab Coffee RoastersY también está el sector tradicional como El Palacio del Café y cafeterías por toda la ciudad.


¿Por qué genera esa expectativa Starbucks? Además de su fama, pienso que asocia una imagen más novedosa al consumo de esa bebida: sabores no tradicionales y locales de venta más adaptados al ritmo de vida moderno. Creo que este formato lo acerca más a los millenials que el archi tradicional cafecito o capuccino servido en una mesita, igual que hace décadas o siglos inclusive.


Sbarro generó muy poco interés entre los que respondieron, supongo en parte porque no es tan famoso internacionalmente, más asociado a la onda de NYC que a nivel global. Y compite en el mismo segmento que Pizza Hut, de la cual ya hablamos.

Casi empatados, Taco Bell y Le Pain Quotidien, dos polos opuestos, por así decir. 

Taco Bell es una cadena que versiona la comida tradicional mexicana al estilo más internacional. La he visitado en EEUU y para mí fue una decepción por la baja calidad de los ingredientes, aunque tiene un precio muy económico. Le Pain Quotidien es una cadena europea muy pequeña que ofrece pan y productos panificados elaborados artesanalmente y por supuesto es un lugar donde tomarse un café.


En resumen, si interpreto las respuestas, el consumidor uruguayo está abierto a nuevas versiones o enfoques de lo clásico o incluso abriéndose a lo novedoso como la panadería estilo francés o cocina mexicana. En cuanto a pizza, parece que la oferta local cumple con las expectativas de diversidad, precio y calidad... al menos por ahora.

¿Te gustaría ver otra cadena de comida en Uruguay? 
¿O preferís la comida tradicional, artesanal? Dejame tu comentario abajo!

LEER MÁS:

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Visita al supermercado Whole Foods (1ra entrega)

Whole Foods es un supermercado centrado en la alimentación que aplica principios que son de última generación: producto local, orgánico, respeto por el medio ambiente... pero también presenta una oferta gourmet imposible de encontrar en nuestro país. Te invito a recorrer sus góndolas.


Whole Foods es una empresa que revolucionó el sector de venta de alimentos en grandes superficies introduciendo el concepto ahora muy conocido de comida orgánica,  local, no genéticamente modificada, sustentable, de bajo impacto del embalaje, etcétera. Si ya no lo conocías hace poco saltó a los titulares de noticias porque fue recientemente adquirido por la todo poderosa Amazon.

Si bien tiene áreas como la de verduras y frutas frescas que no difieren tanto de las que se encuentran en Uruguay, otras son un pequeño paraíso gourmet al que los invito a acompañarme en una mini - serie de posts.

Ademas de las usuales góndolas de supermercado, Whole Foods tiene estaciones de comida preparada fresca (esto no es novedad). En esta serie de entregas quiero mostrarles los tipos tan variados de antipastos, ensaladas, quesos, repostería... en fin un mini paraíso para un@ foodie.

Los antipastos


Estación de antipastos italianos

El "Antipasta Bar", una estación con sentir mediterráneo, donde reinan las aceitunas de distintos tipos que les voy a ir mostrando.... ay, me llevaría todo!!



El precio como ven en el cartel, USD10.99 la libra o sea unos 700$ uruguayos el kilo. Sobre la vitrina acompañamientos como frutos secos... para una picada inolvidable!

Veamos en detalle las opciones.

Primero, aceitunas Kalamata (1) preparadas con aceite de girasol, vinagre de vino, mosto de uva, sal. Estas aceitunas a veces se llaman griegas, reciben el nombre de una ciudad del sur de Grecia.


Atrás (2) "sweet drop peppers" o ajicitos dulces del Perú, preparados con vinagre de caña de azúcar y sal. Adelante (3) a la derecha, aceitunas verdes preparadas con hierbas de provenza. Finalmente (4) atrás a la derecha aceitunas negras Coquillo con aceite de girasol y oliva.


Al frente a la izquierda (5) aceitunas Castelveltrano en aceite de girasol. Estas aceitunas provienen de Sicilia y tienen un sabor relativamente dulce.




Atrás (6) corazones de alcaucil en vinagre y aceite. A la derecha atrás (7) aceitunas negras curadas al sol con hierbas de provenza. Adelante (8) mix  de aceitunas griegas con vinagre de vino, aceite de girasol y especias.

Para cambiar un poquito de tanta degustación de aceitunas, seguimos recorriendo la estación y pasamos a los pimientos "Peppadew" (9) que se cultivan en Sudáfrica y son dulces y picantes, preparados con vinagre y sal.

Atrás (10) se encuentra un mix de hongos silvestres en escabeche. A la derecha (11) , corazones de alcauciles grillados en aceite y vinagre de azúcar de caña, ajo y especies. Finalmente (12) porotos blancos gigantes escabechados (esto  ya me es más familiar). 

Continuamos con los morrones preparados al horno (13) sazonados con vinagre de vino y mosto de uva.

Atrás (14) se encuentra un mix de aceitunas con carozo y vinagre. A la derecha (15), aceitunas Halkidiki (griegas,  de la región central de Macedonia) de sabor más intenso y un poco amargo, rellenas de morrón. Por último (16) aceitunas Halkidiki con ajo y aceite.

Al menos para mí es una oportunidad de conocer y apreciar tipos de aceitunas y productos que de otra forma no podría... o tendría que viajar a muchos países para hacerlo. Si les interesa conocer en más detalle sobre distintos tipos aceitunas y su proceso de elaboración les dejo un link interesante acá.

Y ya llegando (tristemente...) al final, más aceitunas Halkidiki preparadas con semillas de mostaza, ajo y especias (17).




Atrás (18) un mix de aceitunas verdes y Kalamata de Grecia con morrón, aceite, vinagre y fruto de alcaparra. Finalmente (mi preferido total...)  mix de aceitunas con queso feta danés y abundante aceite, vinagre, especias y ajo (19).

Espero que hayan disfrutado tanto como yo la visita al "Antipasto Bar" de Whole Foods y si tienen oportunidad de viajar se den una vuelta.

LEER MÁS:



Ceremonia de té para uno (tea for one)


Conoces a los bloggers cocineros uruguayos?

El Palacio del Café en el Mercado Agrícola de Montevideo


Smoothies para desayunar, la nueva tendencia (con receta)


sábado, 5 de agosto de 2017

Agosto mes de la nostalgia... gastronómica

Llega agosto y en Uruguay nos inundan los recuerdos. Será porque en las estaciones de radio puntualmente comienzan a sonar temas musicales de décadas pasadas. Este blog intenta rendirle culto en el mes a la nostalgia a aquello que comíamos, nos deleitaba o cocinábamos décadas atrás.


En el post de hoy haremos un repaso de los top 9 momentos nostálgicos relacionados con la gastronomía en Uruguay. 


Nro. 9 Slow Food


Erase una época que no había Slow Food... porque no había Fast Food! Todo o casi era casero excepto el pan y la yerba.  Si uno quería una pizza... la pedía con anticipación a su madre o abuela. Si uno quería helado, trabajosamente conseguía que sacaran la máquina de hacer helado de la alacena y con claras de huevo o crema doble, limón o frutilla (lo maximo) podía disfrutarlo.  Conceptos como "media hora de descanso" o "coffee break" no estaban en el vocabulario.  Para almorzar oficinistas o trabajadores del comercio volvían a sus casas a mediodía y hasta daba el tiempo para una pequeña siesta. 




Nro. 8  Cuando al cine íbamos a ver una película 


Hoy en día vamos al cine... sólo ingresar a la sala y te marea el aroma a vainilla. Ya en tu asiento, descubris se encuentra regado de cereal inflado y en el posavasos un vaso a medio llenar con un refresco desgasificado. Nada de esto ocurría antes, cuando los refrescos estaban proscritos y salas con capacidad triple la actual eran atendidas por un señor con un cajón de golosinas. Una golosina por familia ¡nada de combos individuales! Las preferidas: maní con chocolate, monedas de oro de chocolate o (lo máximo en mi opinión) medallones de menta Águila. Golosinas que se consumían en esa salida especial, no se encontraban en cada esquina, cada parada de ómnibus.


Nro. 7  1-2-3 Molineux


Antes de las freidoras sin aceite y las máquinas de hacer pan programables hubo otra época que los electrodomésticos eran atesorados por las amas de casa. Batidoras robustas, máquinas de hacer helado, todas de precio astronómico y utilidad jamás bien ponderada. Pero tarde o temprano llega el cambio y aparece la 123 una picadora de alta velocidad y pequeño tamaño que en 3 segundos literalmente pulveriza cualquier alimento. De color naranja intenso, precio accesible y con una excelente campaña publicitaria fue adquirida con fervor y almacenada en su caja para siempre casi con la misma rapidez. Primera generación de electrodomésticos que no se sabe para qué se compran pero eso en realidad no importa.


Nro. 6 Leche y yogur en botella diariamente en la puerta de tu casa


Sí, leíste bien. Un señor con biceps torneados tocaba el timbre y dejaba botellas de leche y yogur y se llevaba los envases vacíos. Nada de congestionamiento en el estacionamiento ni  caminatas interminables hasta la heladera de lácteos en el supermercado. Nada de bolsas plásticas que forman islotes en los mares. Palabras como  "descremado", "fortificado", "delactosado", "ultrapasterizado" no se encontraban en el diccionario.  Puro sabor natural con un reborde de crema - manteca bajo una tapa totalmente violable.

¡Y pensaste que el delivery reciclable de producto local y fresco recién se había inventado! 


Nro. 5  Mayonesa casera


Si naciste durante o después de los años 80 no conociste una época cuando la palabra mayonesa no venía seguida de una marca multinacional. La mayonesa provenía no de un recipiente plástico de la heladera sino que se elaboraba en el momento con un plato hondo, un tenedor, dos yemas a las que se incorporaba un hilo de aceite. Lograr la emulsión sin que se cortara era toda una ciencia y un ritual!. Muy nutritiva porque la proteína del huevo no había sido cocida, se hicieron cada vez más frecuentes los casos de salmonella producto de las prácticas productivas no reguladas hasta hoy en los criaderos.

Y las ensaladas rusas y sándwiches de jamón y queso ya no volvieron a ser los mismos. 


Nro. 4 El vino de uva "chinche"


Estás al tanto del último lanzamiento de vino varietal... Syrah, Merlot o la cepa emblema de Uruguay, el Tannat? Antes de los años 90s el vino uruguayo usualmente provenía al menos en parte de uva "chinche" o "brasilera" una especie muy resistente pero con un sabor muy ácido, inaceptable para un vino de calidad. Es la uva que formaba los antes comunes parrales que daban sombra y frutos en el fondo de las casas.  En un proyecto visionario y no exento de controversia, en los años 90 se reconvirtieron los viñedos y se prohibió su uso en el vino comercial. Y fue allí cuando despega la industria vitivinícola en nuestro país como hoy la conocemos. 

No todo tiempo pasado fue mejor!!


Nro. 3 Sólo había dos manuales de cocina


Te proponés hacer una sopa de calabaza casera y no sabés la receta: que hacer? Escribís en la cajita mágica de Google y aparecen no menos de 100 mil recetas de supuestos chefs, restaurantes Michelin y amas de casa en formato  video, fotos y recetas que desalientan de antemano. Nada de esto sucedía en el pasado: había dos biblias de recetas y punto: el Manual de cocina del Crandon y el libro de recetas de Doña Petrona. Una sola receta por plato, escrita en forma clara por expertas reconocidas en la materia. Estos libros siempre estaban manchados, las páginas de recetas preferidas dobladas y comúnmente habían sucumbido sus tapas en el fragor de la preparación de tortas de cumpleaños. ¿Fotos de platos? Cuatro o cinco por libro y gracias! 

Tanta información que disponemos... hace que cocinemos más?? Lo dudo.  


Nro. 2 Las frutas exóticas


Si seguiste la saga de Masterchef Uruguay, viste a los participantes esforzarse por utilizar ingredientes "exóticos" como yerba, caracoles y ranas. 
Pero también dentro de lo no tan novedoso, los arándanos, el mango, la palta y cilantro. Hubo una época que las frutas exóticas... eran las frutas que no eran de estación! O sea, manzanas en primavera, naranjas en verano o tomates todo el año. Las frutas tropicales se consumían sólo si viajabas a esos lugares. Eso que hoy nos parece tan normal, tener todo tipo de fruta y verdura en el supermercado todo el año, fue posible sólo a través de la inversión en cámaras y containers refrigerados y atmósferas controladas. 

Consumir frutas y verduras de estación, esa recomendación tan moderna no era una opción... era lo único que se podía hacer!


Nro. 1 La botella de Coca Cola de 1 litro para toda la familia


Sin discusión, el podio de toda nostalgia gastronómica en Uruguay: el símbolo de la reunión familiar del domingo, tanto como los ravioles con tuco que hacía la Nona. Se destapaba una botella de litro de Coca Cola, se servía un vaso (pequeño para el estándar actual) para cada integrante y si sobraba, se guardaba en la heladera.¡Qué tiempos!

En un presente donde se consume tanto o más refresco que agua, donde las botellas de refresco se encuentran en cada esquina de la ciudad a un precio al alcance de la mayoría y donde el PVC de los envases se ha transformado en un serio problema ambiental lo mismo que la obesidad... nos cuesta recordar cómo eran aquellos tiempos cuando la "chispa de la vida" venía en cantidades moderadas y se destapaba cada siete días o en ocasiones de los cumpleaños.


¿Te transportó este ranking a décadas pasadas? ¿Qué nostalgia te parece que falta? Te invitamos a que nos dejes tu comentario abajo.

martes, 11 de julio de 2017

Restaurante 1921 del Hotel Sofitel (Casino Carrasco)

Un lugar emblemático de Montevideo, reciclado a su esplendor original es el entorno de un restaurante digno de ser visitado...


El Hotel Casino Carrasco, inaugurado en 1921 en entonces casi un balneario cercano a la ciudad de Montevideo, fue construido por Don Alfredo Arocena y vivió días de esplendor (como el Uruguay) hasta mediados del Siglo XX. El reciclaje comienza ya transcurridos unos años del Siglo XXI y finalmente en 2013 los uruguayos pudimos admirar nuevamente este emblema de viejos brillos nacionales con una restauración minuciosa realizada por artesanos y estudiantes de Bella Artes. La dirección del proyecto fue encargada al arquitecto argentino Francisco López Bustos y logra mantener la impronta del diseño original mezclándolo con las más modernas tendencias.


Vista general del salón del restaurante, hay mesas en el círculo exterior

1921 es el restaurante del Sofitel Casino Carrasco, un lugar donde conviven la estética de principio de siglo y el esplendor de la sociedad montevideana cuando Uruguay era "il paese dell'oro" con los más modernos conceptos de estética y servicio al presente. El nombre del restaurante proviene del año en que fue inaugurado el hotel.

Los invito a que disfruten conmigo la experiencia gastronómica y también arquitectónico del mismo.


Me encanta como se combina el estilo original con la decoración moderna... es un lugar ideal para llevar a un visitante del extranjero o disfrutar un poco de las glorias pasadas del comienzo del Siglo XX.

Mesa sobre la ventana

La vista desde la mesa, un mediodía soleado, la rambla de Carrasco, las palmeras... la playa... para quedarse de sobre mesa sin apuros... como cuando Carrasco era un verdadero balneario.

Se puede almorzar a la carta o elegir el menú de 2 o 3 pasos, este último a U$S 35, incluyendo entrada, plato principal, postre, copa de vino y agua. Aplicando algunos descuentos con tarjeta de crédito... un precio más que competitivo con la escena local. Ah! y con valet parking incluido. Vayamos a los platos.

Panera y acompañamientos

Primero la panera, con panes surtidos, aceite de oliva y tapenade . Les confieso que la petite baguette no era lo mejor pero los demás panes y tostada estaban muy ricos.

De las cuatro opciones de entradas elegí un crocante de morcilla y manzana verde... es algo así como una tapa más decorada. Exquisita, muy bien presentada (mejor que la fotografía).

Entrada

No creo que haya muchos restaurantes de Montevideo logren esta presentación en un plato... !

Para plato principal había más opciones, en total unas ocho, seleccioné salmón con ensalada de quinoa.

Plato principal

Nuevamente, excelente presentación, el punto del salmón tal vez no era el perfecto... pero no soy un Chef... estaba exquisito. La atención sumamente delicada y profesional, cosa que tampoco es común en la ciudad.


Otra vista del plato y de la copa de vino... ya quedaba menos porque estaba muy bien servida. Elegí Atlántico Sur Syrah 2016. No había probado esta cepa anteriormente, me gustó, es más suave que el Cabernet Sauvignon pero un poco más intensa que el Pinot Noir. No hay opciones de elección de vinos blancos o rosados... igualmente muy disfrutable.

Y llegamos a los postres, con una selección de un carrito de postres... se pueden elegir 3 mini postres, no había demasiada variedad y son muy pequeños pero es como una degustación.

Postres!! Pequeños, sin culpa


Postre de maracuyá, bomba de chocolate y maccaron de limón, de izquierda a derecha.


Otra opción de postres degustación

El menú ejecutivo incluye café o té a elección. Con los descuentos de tarjetas de crédito vigentes, quedó en $1500 para dos personas (sólo a mediodía de lunes a sábados), un precio más que competitivo por un almuerzo gourmet en un entorno inigualable en Montevideo, se los recomiendo!

Finalmente, por si no lo conocen, les dejo un video del hotel y su entorno.




Te gustó el post y querés leer entradas similares??


Aquí te dejo los enlaces